Mitsubishi Electric Global

Estrategia corporativa

Filosofía y política de gestión

El grupo Mitsubishi Electric ha establecido la responsabilidad social corporativa como pilar de su gestión corporativa, basada en su misión corporativa y siete principios rectores. Por ello, el grupo ha realizado grandes esfuerzos para convertirse en una sociedad de prestigio por su iniciativa de resolución de problemas sociales. O, en otras palabras, una empresa que goza de la confianza de las partes interesadas, incluidos sociedad, clientes, accionistas y empleados en su conjunto, y que garantiza su satisfacción a través de sus prácticas de negocio.

Desde el año fiscal 2002, el Grupo se adhiere a una política de gestión que establece el mantenimiento de iniciativas de gestión equilibradas basadas en tres perspectivas: el crecimiento, la rentabilidad y la eficiencia y la solidez. Estas perspectivas le han llevado a la creación de una base sólida para su gestión y crecimiento sostenible.

Sobre la base de esta política, el Grupo ha aceptado el reto de resolver problemas ambientales, problemas de recursos y energía y otras cuestiones sociales a las que el mundo se enfrenta en la actualidad con sus productos, sistemas y servicios. Al hacerlo, aspira a convertirse en una empresa comprometida con el medioambiente puntera a nivel mundial, que contribuya a crear una sociedad próspera que logre simultáneamente la sostenibilidad, la seguridad y la comodidad, persiga el desarrollo sostenible de todo el grupo y se esfuerce por mejorar aún más su valor empresarial.

En cuanto a la ética corporativa y el cumplimiento, el Grupo seguirá velando por el cumplimiento estricto de su política de cumplimiento y por fortalecer el control interno.

Objetivos de gestión

Hacia el crecimiento de "alta calidad"

En línea con sus esfuerzos para lograr un mayor nivel de crecimiento, el grupo Mitsubishi Electric ha revisado sus objetivos de crecimiento para el ejercicio fiscal de 2021 en ventas netas consolidadas iguales o superiores a 5,0 billones de yenes, y un margen de ingresos operativos iguales o superiores al 8 %. El grupo también seguirá esforzándose para lograr los siguientes objetivos de gestión: conseguir un ROE mínimo del 10 % y garantizar un coeficiente de deuda con intereses sobre activos totales igual o inferior al 15 %.

En el ejercicio fiscal de 2017, el grupo Mitsubishi Electric registró ventas netas consolidadas de 4238,6 billones de yenes y un ingreso operativo de 270 100 millones de yenes. Además, el grupo ha seguido logrando sus objetivos de gestión para un ROE del 10 % o superior y un coeficiente de deuda con intereses sobre activos totales igual o inferior al 15 %, registrando cifras de 10,9 % y 8,4 %, respectivamente.

[Objetivos de crecimiento que deben cumplirse para el ejercicio financiero de 2021]

Ventas netas: 5 billones de yenes o más
Margen de ingresos operativos: 8 % o más

[Objetivos de gestión a lograr de forma continua y estable]

ROE: 10 % o más
Coeficiente de deuda con intereses sobre activos totales: 15 % o menos

Refuerzo en las estrategias de crecimiento

Hacer realidad el crecimiento a través de la creación de valor con impulsores del crecimiento

La fuerza del grupo Mitsubishi Electric reside en sus abundantes activos tecnológicos, que abarcan una amplia gama de tecnologías, tales como las tecnologías de control y los equipos electrónicos de potencia. Además, el grupo posee una sólida plataforma operativa que abarca la adquisición, producción y garantía de calidad de materiales, así como ventas y servicios, donde la cultura de mejora está firmemente arraigada. El grupo Mitsubishi Electric se halla en buena situación para aprovechar su ventaja competitiva en un amplio rango de actividades empresariales diferentes.

Por ello, el grupo ha centrado sus estrategias de crecimiento en fortalecer a las empresas consolidadas. En la actualidad, el grupo ha identificado ocho empresas: las de sistemas de energía eléctrica, de transporte, de construcción, de automatización industrial (FA, Factory Automation), equipos de automoción, sistemas espaciales y de dispositivos de alimentación y de aire acondicionado (AC, Air Conditioning) como impulsores del crecimiento. El grupo se centrará en estas empresas y ampliará sus operaciones en los mercados de todo el mundo, desde Japón, Norteamérica, Europa y China hasta nuevos mercados emergentes, entre ellos los situados en Asia. Al satisfacer las necesidades de cada mercado, el Grupo seguirá aportando y generando valor para sus clientes, garantizando un crecimiento futuro sostenible.

Creación de valor añadido a través de las sinergias tecnológicas y empresariales

A fin de garantizar el alcance de sus objetivos de crecimiento para el ejercicio financiero de 2021 y una expansión sostenida del negocio, el grupo Mitsubishi Electric agiliza y refuerza sus iniciativas para crear valor añadido mediante la combinación y coordinación de una amplia gama de tecnologías y empresas al tiempo que mejora todos los productos, sistemas y servicios.

Concretamente, el Grupo pretende mejorar el rendimiento y la fiabilidad de cada producto y el sistema que ofrece mediante la creación de sinergias de tecnología a través de nuevas combinaciones de recursos tecnológicos eficientes, y sinergias empresariales mediante la coordinación de sus diversas actividades empresariales. Al mismo tiempo, el Grupo mejorará su capacidad para responder a los retos empresariales y necesidades de sus clientes mediante la mayor agilización de la combinación de sus tecnologías, productos, sistemas y servicios. La finalidad de estas iniciativas es incrementar beneficios mediante la mejora de su reputación entre clientes de mercados existentes y el desarrollo de nuevos negocios y mercados.

Aumento de la asignación de recursos para reforzar la competitividad

Para lograr una mayor competitividad empresarial, el grupo Mitsubishi Electric continuará invirtiendo en un volumen elevado de recursos, incluidos la investigación, el desarrollo y el capital, en esas empresas en las que el Grupo puede conseguir un crecimiento rápido y generar beneficios de inversión a corto plazo; y en las que muestran una alta probabilidad de expansión con poca o ninguna volatilidad, con el objetivo de garantizar la rentabilidad de sus inversiones. Al mismo tiempo, el Grupo revisa y actualiza su cartera de negocios para reasignar sus recursos de gestión a áreas que muestran crecimiento. Asimismo, el Grupo consolidará su cartera creando siempre nuevas empresas sólidas capaces de impulsar el crecimiento en el futuro. Además, el Grupo se compromete a emplear una plataforma tecnológica sólida que empleará I+D con fines futuros y garantizará un crecimiento sostenible a partir del ejercicio fiscal de 2021.

Además, con el objetivo de aumentar su crecimiento, el grupo Mitsubishi Electric perseguirá de forma activa las relaciones de colaboración, así como las fusiones y adquisiciones de empresas desde estas tres perspectivas: ampliar su negocio complementando los grupos de productos y campos de tecnología de los que carece el grupo; asegurar las ventas y redes de servicio al introducirse en nuevas regiones y mercados; y captar nuevos segmentos de clientes con el fin de reforzar la plataforma empresarial del Grupo.

Construcción de bases de gestión sólidas

Para reforzar sus bases de gestión, el grupo Mitsubishi Electric se esfuerza constantemente por mejorar la eficiencia del capital. Como parte de las iniciativas a este respecto, el Grupo sigue ampliando las ventas netas y reduciendo los costes a la vez que participa en actividades orientadas a mejorar la rotación de existencias y de deudores comerciales, así como las operaciones "just in time". Además de aplicar estas medidas de forma íntegra, en el ejercicio financiero de 2016, el Grupo empezó a utilizar un indicador de rendimiento interno, el ROIC (calculado conforme a los propios estándares de Mitsubishi Electric), para controlar la eficiencia de los activos por segmento empresarial y mejorar de este modo el ROE de todas las operaciones del grupo.

De cara al futuro, el grupo Mitsubishi Electric seguirá centrándose en generar flujos de efectivo estables mediante la inversión activa en los campos de crecimiento, mantener una rentabilidad bien equilibrada para los accionistas acorde al crecimiento de los beneficios y en trabajar con esmero para aumentar su valor empresarial.

Innovación continua

El grupo Mitsubishi Electric seguirá implantando de manera firme sus políticas de gestión guiadas por el compromiso de una gestión equilibrada, a la vez que pone en práctica su principal declaración corporativa sobre cambios para un futuro mejor: Changes for the Better. Todos y cada uno de los empleados comparten el objetivo común de desarrollar nuevas fronteras a través de la innovación continua, por lo que el grupo Mitsubishi Electric, sometiéndose a transformaciones continuas, evolucionará como una empresa que siempre producirá algo mejor.